Destruí el Miedo a Perder y a Ganar

Disco de la Audiencia
1140
SIERRA NEVADA
No
No

¡¡El Vidiago invade Torrelavega!!

Un paso más de los asturianos acerca su fiesta a nuevos dominios de las tierras cántabras.

BIG DOGS + UVE Y LA QUINTA COLUMNA

La Asociación Vidiago Rock tuvo un año 2017 muy intenso. Después de luchar contra instituciones y demás incidencias para sacar adelante su duodécima edición, tuvieron que hacer lo mismo contra los elementos climatológicos del norte, que no perdonan ni en Agosto.

Con todo, consiguieron sacar adelante un festival épico gracias a la actitud de organizadores y del propio público, aunque con la espinita de "qué hubiese pasado si el tiempo hubiera acompañado".

Trasmuchas incógnitas y mucho trabajo durante los meses a la sombra, se confirma que no habrá doce sin trece, y tendremos nuevo Vidiago Rock. Y esto se traduce en los "Larga Vida al Vidiago", unas fiestas de apoyo al festival que son más que interesantes por si mismas. Entre las cosas más destacables está el carácter expansivo de la Asociación, que este año ha optado por abrir llegando por primera vez a Torrelavega.

Así que nos plantamos en la nave de la Asociación Octubre, que acogía este evento, para ver a Uve y la Quinta Columna. Esta banda de reciente creación está llena de caras conocidas dentro del entorno más rockero entre Asturias y Cantabria, algo muy acertado para estos lazos que se están tirando desde ambos lados. Gente de bandas como Los Perezosos, The Galinons, Full Moon Riders, Las Orejas del Lobo, etc. crean una sólida base con Beatriz Gómez Uve al frente, que acerca el toque de rock a terrenos casi de Cabaret. El grupo está BIG DOGS + UVE Y LA QUINTA COLUMNA trabajando en sus temas propios, mezclándolos con covers que han ido sacando en las redes. El concierto fue un reflejo de ello, y su set repasó desde los temas de la banda, hasta un amplio espectro de versiones entre los Rolling Stones y Tino Casal.

Detrás llegó el turno de Big Dogs, que en este caso atacan directamente a las raíces más puras del blues, en otra banda curtida en mil batallas. La banda parte de una estructura básica de batería, bajo, guitarra y voz al frente que repasan auténticos clásicos del blues de una forma más que convincente, tanto en ejecución como en actitud. Consiguieron llevarnos a un ambiente de bar de carretera de los de mover el tacón cerveza en mano (los más valiente bailoteando). Mención especial al guitarra y sus acercamientos entre la gente metiendo a todos en la fiesta de la banda.

Estos dos conciertos cierran este primer acercamiento a la capital del Besaya, dejando ya anunciada una segunda fecha en Oviedo y alguna alegría más que nos darán antes de un nuevo Festival Vidiago Rock.

Crónica por Juanma Pinto, fotos por Ana Blanco.

Enlace relacionado

Enlace relacionado

Enlace relacionado